Navega cap amunt
Inicia

Innovacions

Innovaciones en la temporada 2017

En nuestro municipio apostamos por tener la máxima seguridad en nuestras playas. Y para ello debemos contar con todos los mecanismos posibles de prevención para evitar accidentes.

Por ello en la temporada 2017, hemos contado con dos innovaciones importantes:

 

 

  • Embarcación policia playas:

Este año se ha puesto de nuevo en servicio la embarcación que posee la policia local destinada a playas, que hacía varios años no se ponia en funcionamiento, lo que ha permitido tambien la vigilancia de las zonas de baño desde el mar.

Asimismo, participaron en los ejercicios de simulacros tanto en la playa de Puerto como en Almardá.

 

 

 
 

 

 

 

  • Dron de salvamento:

Como innovación dentro del servicio de salvamento y socorrismo, se ha contratado un dron de vigilancia para servir de apoyo a los socorristas. La empresa contratada para la prestación de este servicio ha sido GeneralDrones.

El objetivo del dron es la rápida actuación en caso de emergencia en el medio acuático, proporcionando el apoyo e instrumental necesario a la víctima hasta la llegada de los socorristas.

En situaciones desde tierra o embarcación aporta la ventaja de desplazar líneas de rescate.

Capaz a su vez, de realizar tareas de vigilancia, en las que poder evitar la salida de las embarcaciones. Con ello se evitan gastos de combustible y mantenimiento, así como la exposición en ocasiones, de riesgo para los tripulantes. Las tareas de vigilancia a su vez son fundamentales para evitar incidentes posteriores.

Para las actuaciones de vigilancia y prevención de la costa, se han introducido varias rutas automáticas, prefijando los puntos de mayor peligro, facilitando de esta forma un mejor control de lo que sucede en cada momento. Estas rutas automáticas se realizaron periódicamente junto con el coordinador de playas. Además de esto, el dron se puede comandar de manera manual de forma que ha ofrecido apoyo puntual en las labores de vigilancia del personal de salvamento.

En el caso de emergencia, el piloto-socorrista, bajo las órdenes del coordinador, puede poner en funcionamiento el dron de salvamento, acudiendo al lugar del incidente de forma rápida y efectiva, acortando el escaso tiempo del que se dispone desde el avistamiento de una persona en grave peligro, hasta su asistencia. La inmediatez del dron, le permite al accidentado un objeto de flotabilidad “flotador en forma de herradura” hasta la llegada de los equipos de rescate (socorrista, moto de agua, embarcación).

El piloto-socorrista, se ha involucrado en el equipo de salvamento y ha estado en todo momento bajo las órdenes del coordinador de playas. Su posición se encontraba delante de la posta central de la playa del Puerto. El piloto ha sido el encargado de poner en marcha cada jornada el servicio, montando el helipuerto y realizando una comprobación mediante check list para asegurar el correcto funcionamiento del dispositivo, así como las operaciones de mantenimiento diarias, y su recogida al finalizar el servicio.

 

 

 

 

El funcionamiento del dron ha permitido:

  • Actuar de forma preventiva ante posibles situaciones de peligro.
  • Identificar falsas alarmas.
  • Permitir tener una visión general de todo lo que ocurre en la costa en pocos minutos.
  • Disponer de una visión real de las corrientes existentes, lo que va a permitir mejorar las técnicas de vigilancia asi como el balizamiento de la playa.

 

El servicio de drones de rescate y vigilancia ha tenido una duración de dos meses, que transcurren desde el 1 de Julio al 31 de agosto.

La jornada laboral es de treinta y cinco horas semanales, siendo los horarios de servicio de 10 a 20 horas, de lunes a domingo.

El lugar de trabajo esta fijado junto al dron, y éste esta situado en el canal reservado para la moto acuática. El servicio se presta mediante un piloto auxdron, y un técnico.

 

 

 

 

Ventajas observadas de aplicar las rutas de vigilancia y prevención con drones:

  • Gran amplitud de visión.
  • Rápido peinado de la zona de baño, detectando posibles personas en peligro, sobretodo fuera del horario de vigilancia en torre por parte de los socorristas.
  • Ahorro operacional de las embarcaciones.
  • Detección de canales de retorno y fuertes corrientes.
  • Refuerzo para los socorristas en situaciones complicadas, como por ejemplo, advertencia a bañistas con bandera roja.
  • Mientras el socorrista alerta al bañista, el dron mantiene una visión general de la zona.
  • Detección de posibles objetos, contaminaciones o animales marinos, que pudieran entrañar algún peligro para el bañista.